Problemas de Padres/Hijos

La evaluación de problemas de interacción entre madre/padre – hijo(a) consiste en un conjunto de pruebas que analizan el comportamiento no verbal en un ambiente de consultorio psicológico y con cámara de video.

La evaluación tiene tres partes, según un protocolo de evaluación :

Evaluación de la interacción nutritiva entre los padres y el niño(a), consiste en evaluar los momentos en que el niño(a) recibe sus alimentos, lactancia, cambio de pañal o de ropa o es cargado o tocado por sus padres. El objetivo principal es identificar las emociones que cada uno siente durante las interacciones y así mismo encontrar posibles emociones negativas en ambas partes para posteriormente plantear un mejor abordaje terapéutico.

Evaluación de la interacción lúdica entre los padres y el niño(a), consiste en evaluar como los padres interaccionan en los diferentes juegos con su hijo y analizar las emociones  que cada uno siente. En esta evaluación se detectarán posibles emociones negativas en ambas partes para poder plantear un mejor abordaje terapéutico.

Evaluación de interacción informativa entre padres y el niño(a), de acuerdo a la edad del niño, se evaluará las formas como los padres entregan información, dan órdenes, explican algo o establecen una conversación con su hijo(a). El objetivo de esta evaluación es detectar posibles emociones negativas en ambas partes para luego plantear un trabajo terapéutico.

Para esta evaluación pueden intervenir unos de los padres o ambos, según quien tenga la dificultad de interacción.

 

Las herramientas de análisis utilizado en esta evaluación es el FACS ( Facial Action Coding System) para la detección de micro expresiones faciales, el análisis kinésico corporal y paralingüístico (tono y volumen de voz).

Al final de cada evaluación se entrega un informe detallado, con las conclusiones y recomendaciones para el especialista tratante.