Cuando nuestra Pareja nos es infiel

Por Lorena Medina, Psiçóloga del Centro Atulado. Contáctame: informes@atulado.pe. Telf: 947.613.543

La infidelidad en las relaciones de pareja tiene consecuencias devastadoras. Es la primera causa de divorcio (Hall y Fincham, 2006) no solamente en occidente sino en otras muchas culturas estudiadas (Betzig, 1989). Puede causar al traicionado, angustia y le puede desencadenar ataques de furia y sentimientos de humillación (Buunk y van Driel, 1989; Daly y Wilson, 1988; Lawson y Samson, 1988) también está asociada a la depresión mayor y a la ansiedad (Cano y Leary, 2000).

No todas las parejas en las que se da la infidelidad se separan, algunas se reconcilian y continúan su relación superando el problema. El proceso de reconciliación es difícil y muchas veces es necesaria la intervención terapéutica para llevarlo a cabo. La infidelidad se considera, además, uno de los más difíciles asuntos a tratar en la terapia de pareja (Whisman, Dixon, y Johnson, 1997).

En el artículo se discute en profundidad qué se considera y qué no se considera infidelidad y se recomienda el estudio particular en cada pareja, teniendo en cuenta los criterios de los dos.

Dentro de la línea de establecer tratamientos basados en la evidencia, se están obteniendo los primeros resultados alentadores basados en estudios empíricos sobre su eficacia (Gordon, Beaucom y Snyder, 2004; Atkins, Eldridge, Baucom, y Christensen, 2005); pero dada la limitación de estos estudios, actualmente se está poniendo en común la experiencia de los profesionales, tanto clínicos como investigadores, lo que permitirá establecer métodos de tratamiento basados consensuados sobre los que se podrán continuar los estudios empíricos que los validen (Dupree, White, Olsen, y Lafleur, 2007). En todos los que consideran encuentran como elemento fundamental la propuesta de que se dé un proceso de perdón que lleve a la reconciliación.

El perdón

El perdón es un proceso que tiene efectos saludables en la persona que perdona, promoviendo su salud mental; y se recomienda a la persona que ha sufrido la infidelidad, tanto si se da la reconciliación como si no se da. Se menciona la metáfora del anzuelo de S. C. Hayes:

“Quien nos ha hecho daño nos ha clavado en un anzuelo que nos atraviesa las entrañas haciéndonos sentir un gran dolor. Queremos darle lo que se merece, tenemos ganas de hacerle sentir lo mismo y meterle a él en el mismo anzuelo. Si nos esforzamos en hacerlo, lo haremos tirando de él desde el anzuelo donde él nos ha metido. Cuando hablamos de hacer algo, o pensamos en hacerlo, estamos intentado meterlo en el anzuelo. Mientras lo metemos o lo intentamos, nos quedaremos dentro del anzuelo, porque para salir nosotros tendremos que sacarle a él antes. Si salimos del anzuelo, tendremos cuidado de no estar muy cerca de él porque nos puede volver a meter en el anzuelo y si alguna vez nos juntamos tiene que ser con la confianza de que no nos va a volver a hacer daño”.

Se puede afirmar que la reconciliación que se busca en la pareja después de la infidelidad tiene que pasar por un proceso de pedir perdón y perdonar. El propósito del artículo es profundizar en cómo se puede llevar a cabo el proceso de reconstrucción de la pareja en el contexto de la infidelidad.

La superación de la infidelidad

Los procesos propuestos en el artículo que llevarán a la reconstrucción de la pareja son:

  1. Evaluación de la pareja y de la infidelidad.
  2. La desactivación de las reacciones emocionales iniciales.
  3. El proceso de perdón, que puede ser unilateral o bilateral. Durante este proceso se toma la decisión de separarse o de luchar por la pareja y reconstruirla. En este último caso, se pasa a la fase siguiente.
  4. La reconciliación y reconstrucción de la pareja. Con la reescritura del contrato base y el establecimiento de los métodos de control para su cumplimiento y el restablecimiento del vínculo y el amor en la pareja.

Evaluación de la infidelidad

En la evaluación de la infidelidad Gordon y otros (2004) proponen considerar una serie de elementos que han podido influir en la aparición del affaire:

  1. Aspectos de la propia relación, como alto grado de conflicto, falta de calidez emocional.
  2. Factores externos a la relación como exceso de trabajo, persecución de alguien externo a la relación.
  3. Características del que ha sido infiel, por ejemplo, no estar a gusto con las relaciones sexuales, ira y castigo al traicionado, inseguridades hacia el mismo, trastornos de personalidad.
  4. Características del traicionado, por ejemplo, malestar en la proximidad emocional, en las relaciones íntimas, historia de su desarrollo, dificultades emocionales o conductuales a largo plazo.

El proceso hacia la reconciliación: pedir perdón y ser perdonado

Pasos hacia la reconciliación:

  • El conocimiento y/o análisis de lo que ha ocurrido: Por ambas partes (Persona infiel y víctima de la infidelidad).
  1. ¿Por qué pasó?
  2. ¿Qué significó para cada uno?
  3. ¿Qué sintió la persona víctima de la infidelidad?
  4. ¿Cómo se sintió la persona infiel?
  5. ¿Qué esperan de la terapia?
  • El proceso de pedir perdón*
  1. Reconocer que lo que hizo causó daño u ofendió al otro.
  2. Sentir de verdad el dolor del otro.
  3. Analizar su propia conducta.
  4. Definir un plan de acción para que no vuelva a ocurrir.
  5. Comprometerse con reconstruir la pareja.
  6. Pedir perdón explícitamente al otro.
  7. Restituir el daño causado.
  • El proceso de perdonar
  1. Análisis y reconocimiento del daño sufrido.
  2. Elegir la opción de perdonar.
  3. Aceptación del sufrimiento y de la rabia.
  4. Establecer estrategias para autoprotegerse.
  5. Una expresión explícita de perdón.
  • La reconciliación y la reconstrucción del amor

Finalmente, en el artículo, se hacen algunas consideraciones sobre las dificultades específicas en este tipo de problemas; en concreto aspectos éticos y de confidencialidad del terapeuta hacia los miembros de la pareja.

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

¿Cuales son las etapas para llevar una Relación de Pareja saludable?

Por Lorena Medina, Psiçóloga del Centro Atulado. Contáctame: informes@atulado.pe. Telf: 947.613.543

Las relaciones de pareja saludables crecen, evolucionan y cambian, en función de unas etapas bien diferenciadas y definidas. Esto explica por qué no sentimos lo mismo cuando han pasado unos años de relación que cuando nos conocimos. Conocer estas etapas nos aporta seguridad y tranquilidad en la forma de enfocar las diferencias, así como para resolver los conflictos o sentimientos encontrados.

Así como las personas cambiamos, aprendemos, crecemos y maduramos, también ocurre con las relaciones de pareja, e identificarlo nos ayudará a disfrutar plenamente de la relación con la persona elegida para compartir nuestra vida. Las diferentes etapas de las relaciones de pareja son:

  • Enamoramiento

El enamoramiento es una etapa de emociones intensas, “mariposas en el estómago” y fuertes deseos de permanecer junto a la persona enamorada. El deseo y la pasión, con o sin actividad sexual, se convierten en los ingredientes principales de esta etapa, que hacen aflorar una intensa fantasía y creatividad, con la que sorprender a la otra persona.

En el enamoramiento toda la atención está puesta en los aspectos comunes que comparten los enamorados. Por tanto, el entendimiento y la comprensión están presentes en sus encuentros, sin percibir apenas los aspectos que los diferencian como personas distintas.

Debido a la magia del momento, y de los encuentros deseados, se tienden a evitar las discusiones y los conflictos. Por lo tanto, el comienzo en las relaciones de pareja, es con una etapa especial y apasionante, de descubrimiento del otro, lo cual querríamos que no se acabase nunca.

  • Conocimiento

Cada persona, única y singular, empieza a mostrarse como es realmente, en su totalidad y autonomía. Cada persona empieza a compartir sus experiencias y vivencias personales. Ya no hay tanta idealización, sino que el encuentro comienza a ser más real.-Anónimo-

“Recuerda que el más grande amor y los más grandes logros conllevan mayores riesgos”.

En esta etapa, el enamoramiento da paso al conocimiento más profundo e íntimo de la otra persona. Y necesariamente, al descubrimiento de las diferencias y peculiaridades de ambos…

  • Convivencia

La actividad sexual desciende, debido a la rutina, las responsabilidades y las cargas. El amor de la pareja se expresa de forma más afectiva, respetuosa y en forma de apoyo y entendimiento por una vida en común. Pueden surgir diferencias en la forma de resolver los conflictos y será necesaria la búsqueda de acuerdos y negociaciones.

La pareja se establece como tal, tras un periodo de conocimiento de ambos, donde la atención principalmente ha estado en la proyección de una vida en común y en proyectos. Se decide a compartir una vida, desde la convivencia y el hogar elegido por ambos.

  • Autoafirmación

Es como un reencuentro con uno mismo tras haber estado una temporada centrados en el otro y en la relación de pareja. Al surgir de nuevo las necesidades individuales, cada uno de los miembros de la pareja, decide centrarse en sí mismo, al menos durante algunos momentos.

Tras un tiempo de convivencia, de desear compartir todo, surgen las necesidades individuales, y la defensa de las mismas.  Es el momento de plantearse hacer actividades por separado, respetando el vínculo y compromiso establecido en la pareja. En esta etapa pueden surgir conflictos debido a crisis personales no resueltas.

  • Crecimiento

Es una etapa donde aparece de nuevo la ilusión, la emoción y el entusiasmo por compartir lo que ambos han decidido crear. Por seguir construyendo entre los dos su futuro y proyecto de vida juntos.-Anónimo-

 

  1. “El amor son dos almas que se ven a través de los cuerpos”
  2. Llegados hasta aquí, la pareja decide profundizar en su relación, que se torna más madura y estable. Es el momento de tomar decisiones como la de llevar a cabo proyectos en común como tener familia.
  • Adaptación

Puede ser una etapa de re-encuentro, ya que las exigencias, responsabilidades y cargas de la vida son menores, y podemos volver a centrarnos en la pareja, para compartir nuevos proyectos, como fue en el principio de la relación.

La vida sigue, y se dan los cambios, si la pareja se adapta a éstos, se consolida y madura. Es un momento para la pareja de consolidación o ruptura, ya que se cuestionan la escala de valores personales y la compartida. Surgen nuevos intereses debido a los cambios, como la independencia de los hijos, la jubilación, enfermedades, etc.

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

Las 8 verdades para tener hábitos nutricionales saludables

Por Verena Haro, Nutricionista del Centro Atulado. Contáctame: informes@atulado.pe Telf: 947.613.543

Hoy absolveré las 8 principales preguntas que mis pacientes suelen hacerme acerca de sus hábitos nutricionales.

  • ¿Es malo comer entre horas? ¿Por qué?

Claro que no. Lo ideal y siempre se aconseja tener 2 meriendas entre las comidas principales, y ello para que no tengamos la sensación de hambre y querer comer todo lo que se presente frente a nuestros ojos.

  • ¿Comer a deshora o no comer es malo? ¿Cuáles son las consecuencias? ¿Hay alguna hora correcta de las comidas?

Claro que es malo. Nuestro cuerpo es una máquina que para funcionar adecuadamente necesita energía, en este caso alimentos, entonces saltarnos comidas terminaría siendo perjudicial. Las personas que no comen a sus horas tienden a padecer de gastritis, otra consecuencia si es que te saltas una comida principal, es que después comes mayor cantidad de alimentos, y entonces por ende el aumento de peso.

La hora adecuada de las comidas podría ser: Cada 3 horas

Desayuno: 8.00a.m

M.mañana: 11.00p.m

Almuerzo: 1.30p.m

M.tarde: 4.30p.m

Cena: 7.30 p.m

  • ¿No beber la cantidad de agua correcta, qué consecuencia podría traer? ¿Cuánta agua deberíamos tomar al día? ¿En qué momentos?

]El no beber la cantidad de agua correcta podría generarnos una deshidratación, fatiga y desgano en las labores diarias. Se aconseja consumir entre 7 a 8 vasos de agua al día en el transcurso de todo el día y no en un solo momento del día.

  • ¿Es recomendable comer lento? ¿Qué sucede cuando comemos muy rápido? ¿Cuánto deberíamos demorarnos en comer, en promedio?

Efectivamente, se recomienda comer lento para que el proceso de digestión sea el óptimo y no genere malestares, además, también genera sensación de saciedad si es que nos tomamos nuestro tiempo comiendo. Si comemos muy rápido puede generarnos indigestión, flatulencia por no haber digerido bien los alimentos o reflujos.

Nos deberíamos demorar comiendo aproximadamente 25 minutos. Me refiero a las comidas principales, desayuno, almuerzo y cena.

  • ¿Comer antes de acostarse es malo? ¿Cuáles son sus consecuencias? ¿A qué hora se debe comer la última comida como máximo? ¿Qué se recomienda comer?

Si es malo. Las consecuencias son el sueño interrumpido, una mala digestión de noche, por ende dolores de estómago, o también pueden ocurrir reflujos, ya que el tiempo de digestión de la comida tarde aproximadamente 3 horas.

Se debe comer siempre 4 horas antes de dormir para evitar todas las consecuencias mencionadas.

De noche, se podría consumir una crema de verduras, o una porción de ensalada de verduras frescas más un filete de pescado o pollo.

  • ¿No es recomendable comer mientras se está haciendo alguna otra cosa? ¿Por qué? ¿Qué sucede con nuestra digestión?

Claro que no es recomendable. Porque el proceso de a digestión empieza en la boca, entonces para poder segregar la saliva y empezar el proceso de digestión, es preciso que la persona se enfoque en lo que está ingresando a la boca. De lo contrario, la mala digestión genera flatulencia o en algunos casos gastritis.

  • ¿Es bueno tener una dieta balanceada? ¿Cómo se recomienda variar la comida?

Claro que si. Es indispensable siempre tener una dieta equilibrada y balanceada. Con ello quiero decir que siempre debemos incluir en las comidas frutas, verduras de diversos colores, pescado 3 veces por semana, frutos secos, huevos, arroz integral, menestras, papa, choclo, camote, carne.

  • ¿Es necesario comer frutas todos los días? ¿Por qué? ¿Qué beneficios trae?

Si es necesario, ya que nos provee de gran cantidad de vitaminas, minerales, fibra y son excelente fuente de antioxidantes, además en su composición posee más de 80% de agua, lo cual nos beneficia para evitar la deshidratación.

¡Espero poder haber respondido muchas dudas!

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

¿Qué debo comer para perder peso en este invierno?

Por Verena Haro, Nutricionista del Centro Atulado. Contáctame: informes@atulado.pe Telf: 947.613.543

Ya se acerca el invierno, pero no esto no es excusa para no mantenernos saludables o para algún tipo de impedimento si es que buscamos perder peso, yo les diría que, por el contrario, es el momento adecuado para hacerlo.

Para perder peso en este próximo invierno, les recomiendo lo siguiente:

  • Debes empezar por ordenar tus tiempos de comida. Te aconsejo consumir 5 comidas al día, las 3 principales que son el desayuno, almuerzo y la cena, y las dos meriendas a media mañana y media tarde.
  • No te saltees las comidas, organiza tu tiempo de tal manera que todos los días tengas un horario definido de comidas.
  • En los desayunos podrían empezar a incluir la avena en reemplazo del pan, ya que es  una fuente de vitaminas como las del complejo B y gran cantidad de fibra en su composición, lo cual nos da la sensación de saciedad.
  • En las noches, después del trabajo podrías consumir cosas muy ligeras como una sopa de verduras o cremas preparadas en casa y no de sobre.
  • Les aconsejo que en la semana planifican aproximadamente 3 días en los que consuman pescado, ya que posee proteínas de alta calidad y son una fuente baja en calorías, pero con múltiples nutrientes.
  • Incluir pimientos rojos y verdes, cebollas o kión en las preparaciones de las comidas, ya que son alimentos que ayudan a acelerar el metabolismo, lo cual ayuda a una pérdida de peso.
  • Finalmente, es infaltable el consumo de agua diario, y si no te gusta el agua sola, te aconsejo consumir el agua de cáscara de piña con clavo de olor y canela, que es un excelente diurético natural, es decir que ayuda q no retener líquidos en el organismo.

A poner en práctica dichos consejos y tendrán muy buenos resultados!

¡Cualquier consulta, pueden agendar una cita nutricional conmigo llamando al 947613543 y con mucho gusto podré atenderles!

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

Una leche informada es una leche tranquila

Por Verena Haro, Nutricionista del Centro Atulado. Contáctame: informes@atulado.pe Telf: 947.613.543

Éstas últimas semanas he recibido muchas preguntas de pacientes, mamis y en general de muchas personas muy preocupadas por todo lo que se está hablando acerca de “la leche”. Si bien es cierto, muchas de las cosas que están saliendo a la luz son ciertas, como muchas también son “demasiado alarmistas”.

Lo principal que debemos entender es lo siguiente: ¿Qué es leche? ¿Qué es una bebida láctea? ¿Existen diferencias? Vayamos en orden; con respecto a la leche, es un líquido que proviene de las glándulas mamarias de los mamíferos. Por otro lado, una bebida láctea se refiere que en su composición pueda tener un porcentaje de leche con otros componentes o hecha de almendras, coco o las que comúnmente se consumen en la actualidad. Entonces, después de haber aclarado ambos términos, espero quede un poco más claro que DEFINITIVAMENTE SI HAY DIFERENCIA entre leche y bebidas lácteas.

Además, es importante saber lo siguiente, la mejor leche que se puede consumir, sin duda alguna es la LECHE MATERNA y que jamás debe ser reemplazada los 6 primeros meses de vida de tu bebé porque brinda los nutrientes necesarios para un óptimo crecimiento y desarrollo físico.

Cuando las personas crecemos, de hecho, siempre hemos visto que la “publicidad” nos dice que debemos consumir “3 vasos de leche para crecer grandes y fuertes por los múltiples nutrientes que tiene” ¿ello quiere que si no consumo los 3 vasos de leche al día no creceré sano y fuerte? Claro que no. Desde mi punto de vista, si bien la leche es uno de los alimentos que contiene gran cantidad de calcio de mayor absorción; podemos encontrar calcio en el huevo, el DHA en pescados como el bonito, jurel, caballa, además en las frutas y verduras encontramos vitaminas y minerales importantes para nuestro organismo.

Los alimentos ricos en fuentes de calcio son los siguientes:

Huevo de gallina o 4 huevitos de codorniz, bebida láctea de ajonjolí o de almendras (150ml.), queso parmesano, camaroncitos chinos secos, el bacalao, queso fresco (25g.), yogurt natural (150ml.). Con respecto a este último, les aconsejo comprarlo en versión natural y no con algún sabor, ya que el yogurt saborizado tiene mucha azúcar y si se consume con frecuencia puede provocar el aumento de peso en las personas adultas y en niños, pero sobre todo el exceso de azúcar en los pequeños puede generar hiperactividad. Una opción saludable del yogurt natural, es que ustedes le pueden añadir fresas cortadas o camu camu o piña picada, que termina siendo super rico y nutritivo. ¡A probarlo!

Finalmente, no debemos olvidar también que algo muy importante que debemos hacer siempre antes de adquirir un producto es leer el reverso donde está la información nutricional. Si bien es cierto la publicidad nos puede querer vender algo, pero si nosotros empezamos a leer el valor nutricional de los productos, la historia será otra. Con ellos no sólo me refiero a la leche, sino a los productos en general que vayamos adquirir de ahora en adelante. ¡Mucho ojo con eso!

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

Me duele todo el cuerpo. ¿Fibromialgia? ¿Qué solución tengo?

Por Efraín Freyre, Médico Psicoterapeuta del Centro Psicológico Atulado –Puedes contactarme en www.atulado.pe, informes@atulado.pe y/o al cel: 947613543.

Tengo una enfermedad y no sé qué es, solo sé que tengo dolor, un dolor en todo el cuerpo y que no soporto, no sé si es el músculo, el tendón, o si son las articulaciones, solo sé que no lo soporto ni un día más, ya ni la ropa la tolero, no puedo dormir con mi esposo, porque al más mínimo contacto, me siento fatal, y eso me preocupa, pero no puedo, me siento mal, lloro mucho, pero y es que cuando me abraza me duele, ya ni puedo cargar cosas, es un martirio, y me siento mal, pero ¿qué hago?, si no lo puedo controlar, además de eso, que ya es bastante, tengo mucho cansancio, cualquier cosa que haga, que antes solía hacer, me cansa más de lo normal, ya no soy la misma, y eso me frustra tanto, me pone de mal humor, estoy irritable todo el tiempo, y lo peor, es que me he dado cuenta, que cada vez que tengo alguno de estos cambios de ánimo, o preocupación, o discuto con mi esposo e hijos, el dolor aumenta. Y la verdad sólo quiero que pase rápido el tiempo, y que se acabe el día para que sea la hora de dormir, para que este martirio acabe ya, pero llega la noche y resulta que ahora me cuesta también dormir, ya no sé qué hacer, estoy desesperada.

Y no crean que no he ido con especialistas para que me revisen, primero fui al neurólogo y luego al gastroenterólogo, ah y ¿por qué al gastro?, porque encima de todo ahora tengo problemas de estreñimiento, y cada vez que como se me hincha la barriga, cosa que antes no tenía, fui también al traumatólogo y luego al psiquiatra, este último me dio básicamente pastillas para el ánimo y para dormir, que bueno ahora al menos descanso un poco más, porque ya levantarme para ir a trabajar era un martirio, pero la verdad nadie ha sabido decirme algo muy claro, creo q cada uno ha visto mis síntomas en función a su especialidad y me han llenado de pastillas, bueno ayer fui con otro especialista recomendado, el reumatólogo, y después de escuchar mis síntomas, me habló de una enfermedad, llamada ¡fibromialgia!. ¿Fibromialgia doctor? Le pregunté, y en ese momento pasaron muchas cosas por mi cabeza, el doctor me calmó y me dijo que haría una prueba de 18 puntos de dolor, me explicó también que no tenía que cumplir los 18 puntos, que con 11 puntos ya era más que suficiente para que existiera la enfermedad, entonces procedió a revisarme, y ¿qué creen?, tenía yo 14 puntos de dolor, ahora si parecía que tenía un diagnostico real, me explicó que la fibromialgia es una enfermedad estrechamente relacionada con trastornos psicológicos, pero con esta definición me asuste aún más, acaso, ¿estoy loca? me pregunté, me dijo que el causante o detonante de esta tal fibromialgia, que hasta el nombre asusta, es muy frecuente en personas que sufren de ansiedad y depresión y que esto hace que el dolor se agrave y sea crónico, entonces ahora entiendo, porque cada vez que mi estado de ánimo variaba para mal yo sentía más dolor, por ello me recomendó llevar un tratamiento médico y psicológico, ya que me explicó que la fibromialgia, es una enfermedad con un fondo netamente emocional.

A decir verdad, salí más tranquila y pensando en la explicación emocional que me dio el doctor, y tiene sentido, en estos últimos tres años, mi vida ha tenido muchos cambios, con el tiempo he ido acumulando mucha carga emocional de culpa, de estrés, los reclamos de mi esposo por el tiempo, para con la familia, estaba siempre cansada, y claro ahora me doy cuenta que todo terminó mal, no hay cuerpo que aguante tanta carga.

Ahora estoy recibiendo un tratamiento Médico con terapia natural a base de colágeno hidrolizado, Psicológico y de forma grupal con personas similares a mí y Emocional con talleres de Hatha Yoga y Meditación especializado en el dolor crónico y todo de manera integral y la verdad me han ayudado mucho las terapias grupales, a sentirme comprendida, a explayarme, a decir lo que siento, sobre todo, encontrar un espacio para mí, en el cual siento mucho apoyo y recibo una guía para manejar las situaciones difíciles, esto lo complementamos en el programa con yoga, comencé a ver resultados en poco tiempo, el dolor ha disminuido bastante, estoy más animada para hacer mis cosas, he logrado dormir mucho mejor, mi cansancio también ha disminuido, ahora me siento mucho más tranquila, tengo el control de mis emociones y por ende de este dolor que antes no me dejaba vivir en paz y estoy en mi segundo mes de mis sesiones y continúo para que quede totalmente curada.

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

¿Cómo empezar una dieta sin terminar rompiéndola

Por Efraín Freyre, Médico Psicoterapeuta del Centro Psicológico Atulado –Puedes contactarme en www.atulado.pe, informes@atulado.pe y/o al cel: 947613543.

Estás por empezar la quinceava dieta de tu vida y te has propuesto ahora sí cumplirla, la última vez soportaste dos largas semanas, pero luego caíste y la anterior vez a esa, a penas lograste bajar la mitad de lo que te habías propuesto y terminaste por quebrarla, ¿Esto te suena conocido?, Para poder entender por qué cuando deseamos lograr ese gran reto, en el camino aparecen obstáculos, tentaciones, ansiedades y preocupaciones que nos llevan a romperla y de inmediato a sentirnos derrotados en el intento y con temor a reiniciar lo que hasta hace poco lo habíamos prometido, entonces es clave comprender primero que parte de nuestra estructura psicológica es la que desea  lograrlo y que parte es la que termina fallando una vez más.

Dentro de nuestro ser y como personas biológicas y sobretodo psicológicas, tenemos a un Yo niño que es el que desea las cosas, este Yo niño puede tener muchas ganas de lograr algo, pero el problema es que no sabe cómo lograrlo y sobre todo, no sabe la mejor manera de hacerlo, es por ello que la mayoría de veces reacciona en base a sus impulsos y emociones. Este Yo niño, puede querer bajar de peso y empezar una dieta, y por ello se programa para empezar el lunes, pero no sabe muy bien cómo estará su ánimo el lunes siguiente, y por ello es el mismo Yo niño, quien termina saboteando lo que empezó y luego se siente mal, como realmente un niño reacciona.

Por otro lado, la parte nuestra que ha demostrado que logra hacer un compromiso más real con uno mismo, quien toma mejores decisiones y persigue objetivos es nuestro Yo Adulto. Cuando nuestro lado Yo Adulto se propone empezar una dieta, se anticipa a los hechos, realiza ciertos cálculos previos, dibuja un plan b y es sumamente realista, y por ello está dispuesto a bajar un poco menos de peso con tal de seguir cumpliendo la promesa hecha.

Ahora, entonces ¿Cómo hacer para empezar una dieta conectándonos primero con nuestro Yo Adulto, y así no terminar por romperla?

Esta quizás es la parte que para algunos se nos hace más difícil, y por ello se hace necesario recibir la ayuda de un profesional tanto en nutrición como en psicología. Un manejo integral entre ambos campos que nos ayudé a conectarnos con ese lado psicológico nuestro y en conjunto con el plan nutricional más adecuado y en base a nuestros gustos para dejar tranquilo a nuestro Yo niño, hará que de una vez por todas logremos el objetivo que nuestro Yo Adulto se comprometió y que nuestro Yo niño ya no podrá disolver.

 

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

Nos vamos a separar y ahora… ¿Cómo le digo a mis hijos?

Por Itziart Torrez, Psiçóloga  del Centro Atulado.

Contáctame: informes@atulado.pe Telf: 947.613.543

Cuando decidimos formalizar en algún sentido una relación de pareja e iniciar una familia con ésta, lo hacemos con el compromiso de hacer que funcione. Sin embargo, cuando se acaba la confianza, el respeto, la comunicación y/o el amor, la separación puede ser la mejor alternativa, a pesar de que se suele pensar que se trata de algo negativo; un fracaso, un daño psicológico per se para los hijos, una pérdida irremediable del modelo de familia soñado, etc. En realidad cada caso es distinto y dependiendo del tipo de ruptura y de cómo lo manejen los miembros de la pareja, puede ser un evento familiar más en la vida del hijo y una rectificación más en la vida de los adultos que la deciden.

La salud emocional y psicológica no solo se logra con familias tradicionales; mantener una relación de pareja que hace infelices a los padres, también hará infelices a los hijos, pues ellos lo percibirán e inevitablemente la insatisfacción generará conflictos familiares que sufrirán los pequeños. Revisemos algunos aspectos generales importantes que se deben tomar en cuenta cuando se da la separación; sin embargo, recuerda que siempre dependerá del caso y si sientes que se te dificulta asumirlo a ti como adulto, será provechoso buscar asesoría profesional para que lo manejes mejor y así ayudes en la transición a tu hijo (s).

Sea cual sea la edad o el género de éste, debes comunicarle que habrá cambios en su rutina y asegurarle que el amor de padres se mantendrá intacto. Afronta que ya el otro miembro no vivirá allí, no des historias que puedan hacerle sentir que el otro padre volverá, como “está trabajando”, “se fue de viaje”, “viene mañana”, etc. Es importante escuchar sus quejas, pero el niño no debe decidir si se continuará la relación de pareja. Es vital informarle conjuntamente acerca de los motivos de la separación, en términos en que lo pueda entender y aclararle con quién va a vivir, dónde, etc; piensa en lo que crees que está preparado para escuchar y si realmente es necesario que conozca detalles. Lo fundamental es recalcarle que es la mejor decisión y que se ha tomado también pensando en su bienestar.

Una vez llevada a cabo la separación, hay que tratar de mantener tantos factores constantes en la vida de los pequeños como sea posible. Puede ocurrir que la separación no se haya dado en los mejores términos (infidelidad, incomprensión, desamor por varios años), en cuyo caso es normal tener sentimientos negativos por la otra persona; pero estos deben ser canalizados, evitando exponerse a conversaciones infructuosas con la ex pareja que terminen en discusiones delante de los chicos y que alimenten el malestar. Por ello, es fundamental que usted se procure un espacio individual para la elaboración de la ruptura como asistir a clases de yoga, meditación, grupos religiosos, psicoterapia, etc. Esto evitará angustiarlos y generar conflicto de lealtades.

Este ultimo aparece cuando el niño siente que al estar con mamá está traicionando a papá o viceversa; puede sentirse culpable porque lo pasa mejor con uno u otro padre, pero ambos pueden ayudar a esto, dejando que compartan tiempo con ambos padres por separado, mostrando agrado por el hecho de compartir con el otro padre y preguntando cómo estuvo la visita. La mayoría de los niños intentará probar los límites de la nueva familia, se enojarán e intentarán poner a un padre en contra del otro; para ello es importante mantener canales de comunicación, acuerdos en normas básicas y abstenerse de amenazarlos con que se iran a vivir con el otro progenitor o que no lo volverá a ver.

Con el tiempo las heridas sanan; durante el proceso de separación hay muchas cosas que aún no están claras para el adulto; hay emociones encontradas, cuesta pasar tiempo con el (la) ex cada vez que visita a los hijos, hay malestar por un sentimiento de soledad o de perdida de la oportunidad de tener la familia o la felicidad soñada… Todo ello es normal pero temporal, pasará y se podrá elaborar el duelo; la invitación es a ir luchando contra esos sentimientos, recordando siempre que, independientemente de la manera en la que se tuvieron a los hijos, ellos están aquí y los quiere, dependen de su bienestar emocional y vale la pena darselo.

¿Cómo? Ambos cooperen y apóyense mutuamente, eviten que conozcan los intríngulis de los conflictos entre los adultos, sobre todo si se dan por vía legal y no se alejen. NO hay una única forma de ejercer la paternidad; para ser un papá presente no hay que vivir con los hijos, basta con hablar con ellos todos los días, incluso cuando tengan 2 años de edad, ayudarlos al menos un par de veces a la semana a hacer tareas y darles el mayor tiempo posible con la mejor calidad, jugar juntos al menos 15 minutos, mirarlos a los ojos, hacerles saber que son muy importantes. Eso es lo que los forma como seres queridos y alli radica la salud mental y emocional.

Para finalizar, les comparto algunos tips para el manejo diario de la separación con los chicos, recalcando que lo fundamental es que las reglas y expectativas de cada uno deben ser descritas  con claridad al niño

  1. Establecer un sistema fijo y predecible de residencia alternada, en el que los pequeños puedan confiar (los niños mayores pueden tener un sistema más flexible)
  2. Hacer visitas regulares, para hacer una rutina diaria predecible y cuando no pueda cumplirse avisarle al niño.
  3. Mantener visitas frecuentes, varias veces a la semana, para aumentar la intimidad padre e hijo y para el mejor control de éste.
  4. Realizar visitas largas,  para evitar el acento sobre la diversión en que caen algunos padres que ya no conviven
Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

¿Cansado que tu hijo se porte mal y no te haga caso?

Por Elke Frantzen, Psiçóloga Clínica del Centro Atulado.

Contáctame: informes@atulado.pe Telf: 947.613.543

Son padres de un niño hermoso, cariñoso, inteligente; pero que no pueden controlar en muchas situaciones, en las cuales no hace caso y no saben qué hacer, seguramente sabrán lo frustrante y desafiante que puede llegar a ser el mal comportamiento de sus pequeños.

Para mi es importante, resaltar, que muchas de las causas que podría explicar el incremento de estos casos de mala conducta, es el sentido de culpabilidad que cargan muchos de ustedes como padres. Se sienten culpables por pasar poco tiempo con sus hijos, y el poco rato que están con ellos les cuesta marcar las normas y los límites.

Cada vez veo más padres de niños de edades más pequeñas, cuando antes lo habitual era que los padres acudieran cuando el niño tenía 4 ó 5 años, ahora veo muchos padres de niños de 2 y 3 años, y algunos incluso de bebés de meses.

Pero, alguna vez se han preguntado ¿qué significa que un niño se porte mal?, ¿Y qué debemos hacer para remediarlo?.

Cuando un niño se “comporta mal” significa que está haciendo algo que no nos agrada a nosotros, es decir, se trata de una valoración arbitraria. Quizá el niño presente un problema de conducta, o quizá el problema no sea él, sino la situación que lo rodea. Si lo que está afectando al niño es la situación en la que se encuentra, enfocarnos en que él cambie sólo logrará lastimarlo, mientras que nosotros nos sentiremos frustrados. Por otro lado, si el pequeño realmente presenta un mal hábito que necesita ser modificado, es importante implementar técnicas correctas para que esto suceda y ayudarlo a desarrollar comportamientos más adaptativos.

Las conductas infantiles inadecuadas pueden presentar cierta “normalidad” en determinadas etapas del ciclo vital. Sin embargo, cuando la magnitud, frecuencia o perseverancia en el tiempo de las mismas son excesivas, es necesario la intervención de un psicólogo para la modificación de conducta y así corregir estas a tiempo.

En estos casos, el éxito de la terapia estriba en que ustedes los padres se involucren. Cuando ustedes como padres siguen las pautas y las normas establecidas en la terapia, los problemas se suelen solucionar con relativa facilidad, ya que el niño es el resultado de lo que ustedes les brinden.

Asimismo se preguntarán, ¿cómo se trabajan estos casos en la consulta de un psicólogo?, una de las alternativas como psicóloga conductual, es pedirles a ustedes los padres que hagan registros sobre aquellas conductas o situaciones conflictivas con sus hijos, y que las recojan con la mayor precisión posible. Anotando el día y la hora que es, ¿dónde están? ¿qué están haciendo?, ¿quiénes están?, lo que hace o dice el niño, y lo que hacen o dicen ustedes u otros adultos o familiares que puedan estar presentes.

Una vez que tenemos ese material, lo analizamos con ustedes, y lo vamos desgranando, hasta poder saber ¿qué es lo que le pasa a su niño?, ¿por qué actúa de esa forma?, y sobre todo, les damos a ustedes los padres, las pautas de como tienen que actuar en esas situaciones. Muchas veces los niños lo que buscan es llamar la atención de sus padres, y saben que portándose mal, aunque sea una atención basada en gritos y castigos, la tienen. Por eso en psicología trabajamos desde lo que se denomina refuerzo, y extinción.

 

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario

¿Cómo reconstruir la confianza luego que tu Pareja te fue infiel?

Por Lorena Medina, Psiçóloga del Centro Atulado.

Contáctame: informes@atulado.pe Telf: 947.613.543

Reconstruir la confianza después de que has sido infiel es una tarea laboriosa y delicada. Si quieres recuperar la confianza que tu infidelidad destruyó, lo primero que necesitas es aceptar que probablemente tu pareja necesitará un tiempo largo para sanar. Pero la honestidad, comunicación abierta, paciencia y confianza pueden regresar con el tiempo.

 

Guía Psicoterapeuta

  1. Ayuda a tu pareja, quien no te engañó, a alcanzar un cierre emocional. Puedes hacerlo siguiendo una rutina estricta que ayude a que la confianza vuelva a florecer, o llamando a tu pareja varias veces durante el día para informarle dónde estás. El terapeuta Dr. Phil, dijo que “para que tu pareja vuelva a confiar en ti, será necesario que estés en donde tengas que estar, cuando tengas que estarlo, 24 horas al día de los 7 días de la semana”. La confianza volverá a surgir, poco a poco, conforme tu pareja se acostumbre a que le digas la verdad sobre dónde estás en caso la confianza se haya perdido totalmente.
  2. Mantén la vida sexual con tu pareja. El psicólogo Barry McCarthy recomienda que, tras un episodio de infidelidad, las parejas sigan teniendo una intimidad sexual que les ayudará a recuperar la cercanía física y la confianza. McCarthy también dijo que “para sanar un matrimonio, debes abrirle los brazos a tu pareja y dejar atrás el episodio de infidelidad”.
  3. Busca ayuda profesional. Esto le mostrará a tu pareja que estás plenamente entregado a la tarea de reconstruir la relación y que piensas que vale la pena luchar por ella. Un psicólogo o terapeuta podrá ayudarte a discutir los problemas del momento y a explorar, en una forma imparcial, las causas que contribuyeron a que fueras infiel. Un consejero de este tipo es una vía muy recomendable para hablar de tus problemas en una forma positiva y constructiva.
  4. No te hundas en tus sentimientos de culpa. Si fuiste infiel, no resolverás la situación con sentirte mal por lo que le hiciste a tu pareja. La editora de “Psychology Today” (“La psicología de hoy”), Hara Estroff Marano, advierte que no debes entregarte a la auto-compasión: “No te hundas en tus sentimientos de culpa. Mejor transfórmalos en un estímulo para aprender mejores formas de comportarte”. Es mucho más productivo que le demuestres a tu pareja que la respetas, a que le digas cuán mal te sientes una y otra vez.
  5. Hagan una lista de actividades para recuperar la confianza. El objetivo de esta lista es fomentar la confianza al tomar en cuenta las necesidades de las dos personas involucradas en la relación. La persona herida puede sentir la necesidad de que su pareja cambie su lugar de trabajo o de ambiente, dependiendo con quién se haya dado la infidelidad. Una lista les ayudará a poner los puntos en perspectiva y a consolidar estrategias para terminar con la desconfianza. La psicóloga Janis Abrahms recomienda esta lista y añade que “la pareja que resultó herida lleva sobre sus hombros la mayor parte del peso de la recuperación, y puede ser necesario hacer ciertos sacrificios por ella, que compensen el daño causado”.

“Necesitas paciencia y un corazón abierto para recuperar la confianza de tu pareja tras engañarla”.

Publicado en Artículos de Interés | Deja un comentario